Animales

Cómo acariciar a un perro para que se relaje?

Pin
Send
Share
Send
Send


Sí, los perros también se estresan y sufren de nervios. Dejando de lado cuestiones puntuales como los factores genéticos, y que requerirán un tratamiento veterinario específico, las mascotas –al igual que los humanos- se alteran por cuestiones de la vida cotidiana. Y hay que buscar la forma o las técnicas para que se relaje y vuelva la armonía al hogar. Las caricias, los masajes y los paseos, pueden ser soluciones simples, económicas y efectivas.

Por qué se estresa mi perro

Hay distintas situaciones que pueden alterar a un animal.

  • -Los ruidos fuertes provocados por tormentas o por petardos y otros elementos de pirotecnia que se usan para determinados festejos.
  • -Las mudanzas.
  • -El alojamiento temporario en pensiones caninas cuando la familia sale de vacaciones.
  • -La llegada de un bebé al hogar.
  • -La incorporación de otra mascota a la casa.
  • -La etapa de gestación.

Ten en cuenta también que, si tú estás estresado o nervioso, puedes “contagiar” a tu perro.

Aunque no lo manifiestes con gritos y otras reacciones agresivas, recuerda que los animales son muy sensibles y tienen la capacidad de detectar estos estados y verse afectado por ellos.

Consejos para relajar a un perro

Te damos algunos consejos que de paso, servirán para que tú también te relajes, tomándote un recreo del acelere cotidiano.

Háblale con voz suave y cariñosa mientras lo acaricias.

-Siéntate con tu mascota en algún lugar tranquilo de la casa y dale un masaje. Comienza suavemente por la cabeza y las sienes, sin olvidar sus orejas y su cuello. Baja luego por su columna con la palma de la mano. También puedes masajear la base de sus patas. Además con estas prácticas le devolverás -aunque sea en parte- el contacto físico que tendría en la naturaleza con sus pares.

-Sal a caminar con él. Pero camina bastante. La idea no es que haga sus necesidades y vuelvan. Trata de ir por calles tranquilas, con poco tránsito. Y caminen despacio. El objetivo es disfrutar el paseo y despejarse un poco.

-Llévalo a un parque donde puedas sacarle la correa y esté libre para correr y jugar. De paso tú disfrutas del verde y de un poco de aire más puro. Y si él se cansa después de tanta actividad física, dormirá más tranquilo y luego despertará renovado. Y quizá tú también.

-Si vives cerca del río o del mar, anímate a llevarlo a nadar. A los perros suele encantarles el agua y recuerda que es relajante. En los últimos tiempos además, surgieron piscinas para mascotas. Si tu presupuesto lo permite, quizá sea una opción para tener en cuenta.

-Prueba también con la música. Escuchar melodías tranquilas, sobre todo clásicas, contribuirán también a su relajamiento.

-Intenta no confundirlo con actitudes contradictorias. Ponte de acuerdo con los miembros de la familia para que todos emitan el mismo tipo de señales hacia él.

Es obvio que lo ideal sería poder anticiparse y buscar la forma de evitar o atenuar el estrés, la angustia o los nervios. Pero no siempre es posible.

Ante hechos puntuales como los ruidos por el uso de fuegos artificiales en determinadas festividades, se le pueden administrar gotas sedantes. Consulta a tu veterinario sobre la dosis adecuada.

Pero otras cuestiones requerirán de mucha paciencia y de mucho amor. Porque como con las personas, no sirve tapar el síntoma sino buscar su causa y tratar de que las cosas se vayan resolviendo.

Si los problemas persisten, deberás recurrir a un veterinario para evitar consecuencias en la salud de tu mascota a largo plazo.

Quizá sea necesario que los masajes los aplique un profesional. Existen clínicas especializadas en el tema. Otros tratamientos posibles pueden buscarse en la homeopatía, las flores de Bach o la aromaterapia.

Hay medicamentos homeopáticos que resultan eficaces, carecen de efectos secundarios y no producen habituación o dependencia.

También pueden resultar de ayuda los collares y difusores de feromonas. Se ha comprobado que estas sustancias, que liberan las perras al amamantar a sus crías, provocan efectos calmantes en los canes.

Quizá debas combinar distintos tratamientos para que tu perro se tranquilice. Pero recuerda que el elemento fundamental será siempre una palabra de afecto y una caricia a tiempo.

Tu propio entrenamiento

Los perros también se estresan. Unas caricias relajantes pueden ayudarlos a aliviar todo tipo de tensiones, controlar sus ansias e hiperactividad y propiciarles una dosis de felicidad. la medicina más básica de todas. En tan solo 10 minutos al día puedes darle a tu perro un "mantenimiento" de caricias relajantes.

Aunque los perros aprecian el contacto físico con nosotros, puede suceder que la forma en que le acariciamos no sea la correcta y para ellos resulte un tanto brusca y, sin embargo, creemos que estamos siendo lo más sutiles posible. Si lo que quieres es relajar a un perro, evita las cosquillas, palmadas o estrujones.

Si te gusta acariciar a tu perro, será positivo que aprendas la mejor forma para hacerlo y así ayudarlo a relajarse después de una larga jornada o, por otro lado, para comenzar el día con "buena pata".

Muchas persona prefieren hacerlo antes de ir a la cama, mientras que otras lo hacen a primera hora de la mañana. El resultado es el mismo, a los perros no les importa tanto cuándo lo hagas sino que lo hagas. Claro, si quieres hacer doble tanda, terminarás por tener un perro tan relajado como un practicante de yoga después de una sesión.

¿Cómo empezar?

Para empezar buscaremos una manta o toalla para que nuestro perro se coloque encima. Es muy importante, ya que la mera aparición de esta herramienta le ayudará a asociar a largo plazo que es el momento de los masajes.

Comienza a acariciar a tu perro para que se relaje a nivel general. Usa los dedos y la palma de tu mano, relajados pero firmes, para tocar todo el cuerpo de tu perro muy lentamente. Recorre desde la cabeza hasta la cola. Asegúrate de poner toda tu atención y energía en ello y concéntrate en todas las capas, desde el cabello, pasando por la piel, llegando al músculo y finalmente hasta el hueso.

Detente y realiza movimientos circulares cuando pases por las zonas de las orejas, debajo de la barbilla, el cuello, axilas y pecho. Si puedes hacer esto mientras tu perro toma el sol, después de una buena caminata, el efecto será más potente. Puedes hacerlo en el parque pero como mencionábamos antes, después del juego y el paseo. De lo contrario, verás que ni caso te hace.

No obstante, todo dependerá del perro y del tiempo que dispongas. Otras personas prefieren hacerlo antes de salir de casa, mientras disfrutan de un café matutino. El perro ha dormido toda la noche y aunque está despierto, todavía no ha sido estimulado. Con esto ayudaremos a que el perro aprenda que puede relajarse incluso cuando no está cansado.

Acaricia a tu perro para calmar los nervios

Si está muy nervioso por algo que ha ocurrido, unas caricias relajantes podrían ayudarlo a reducir el estrés y desviar su atención. En este caso lo que hacemos es relajar el sistema nervioso con nuestro acercamiento. Aplana y reposa ligeramente la palma de tu mano sobre la cabeza o el cuello de tu perro. Como explicamos anteriormente, pero esta vez sin detenernos en una zona en particular, haz largas pasadas y lentas a lo largo de la columna vertebral. Repite varias veces y si observas que tu perro se siente cómodo con este tipo de contacto aumenta gradualmente la presión. Evita presionar la parte inferior de su espalda.

Tu actitud mientras realizas estas caricias para calmar a tu perro debe estar acorde con lo que quieres lograr, es decir, una posición relajada y neutral. Como toque final, descansa por unos minutos una mano en la base de la cabeza de tu perro y la otra sobre la zona de la pelvis. Estas dos zonas controlan las respuestas de relación del cuerpo y otras funciones importantes en el organismo como: la digestión, el sueño y la reparación de los tejidos. Con esta imposición queremos reactivar el flujo positivo de las acciones de la médula espinal.

Relajación en las patas

No hay nada mejor que estirar para relajar. La zona de las patas es un área que se tiende a descuidar, sin embargo, es una de las claves para la relajación de un perro. Recuerda que como toda criatura, un perro sostiene todo su peso y movimientos en sus cuatro patas, por lo tanto, estas suelen recargarse de tensión, llegando a cansar al can.

Empieza a acariciar a tu perro para que relaje las patas y no olvides la zona de las nalgas y los muslos, frótalas y exprímelas (para calentar) antes de estirar cualquier zona. Luego comienza por estirar sus patas, tomándolas por la parte posterior y luego moviendo sus articulaciones. Ve recorriendo cada centímetro de sus patas de arriba a abajo y, sujetas con toda tu mano, aplica una ligera presión y luego relaja y continúa. Recuerda no ser agresivo, firme pero suave. Menos es más. Las patas de los perros son fuertes pero no invencibles.

Finalmente, sostén a tu perro por la cadera y eleva sus piernas traseras, con esto beneficiarás el estiramiento y la relajación de su columna vertebral.

Prueba de acariciar a tu perro para que se relaje siguiendo todas nuestras indicaciones y cuéntanos el resultado. Y si quieres conocer otras técnicas, no te pierdas nuestro artículo en el que te enseñamos a masajear las orejas del perro.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Cómo acariciar a un perro para que se relaje?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Cuidados extra.

Mejora las condiciones de tu hogar

Muchos de los problemas vinculados con el estrés están relacionados con la situación que vive el perro en el hogar. Mejorar cosas como el espacio, la higiene y el ruido, puede ayudar al perro a estar tranquilo y relajado en el hogar.

Es aconsejable que el perro viva lo más cómodo posible, tenga horarios establecidos y se realice un seguimiento para que se acostumbre a estar solo y así evitar la ansiedad por separación.

Masajes Caninos

Al igual que nosotros, el masaje es una buena manera de relajar a un perro y crear un vínculo muto entre el perro y su dueño. Puede que el perro tímido y no quiera, pero una vez lo acaricias y se da cuenta del efecto, le encantara. Busca clases o clínicas cerca de ti que te enseñen a dar correctamente un masaje a tu perro.

Los perros son capaces de notar nuestro estado de ánimo. Si estas nervioso a consecuencia de una mala situación, no trates de interactuar con tu perro, conseguirás que empeore su ansiedad.

Respira profundamente y trata de estar tranquilo y calmado cuando quieras jugar o acariciar a tu perro para que el también este relajado.

Realizar ejercicio es importante

Una de las causas que provoca el nerviosismo en los perros es no poder eliminar la energía que tienen almacenada en su cuerpo. El ejercicio ayuda a los perros a que estén relajados, además de evitarle los posibles problemas de salud.

Para que un perro realice ejercicio, es aconsejable que de largos paseos, corra y juegue con otros perros en el parque. Acostumbrar a un perro a que se relacione con las personas y otros animales le ayudara a ser más sociable y ha que tenga un estado mental más tranquilo.

Se constante

A los perros les gusta la rutina. Los perros que han tenido un cambio de normas o de rutina en su vida pueden provocarle nerviosismo. Por ejemplo, que se le deje subir al sofá y luego no.

Mantener las normas sin realizar ningún cambio drástico, así evitaras que el perro se ponga nervioso, esto no quiere decir que le consientas todos sus caprichos.

Recompensar el buen comportamiento

Si algo puede reducir la ansiedad y los nervios de un perro es recompensarlo por el buen trabajo y comportamiento. Reforzar en positivo a tu mascota es beneficioso para ayudarle a entender cuáles son las actitudes y comportamientos que están bien.

(Foto via: tiendanimal)

Síntomas de nerviosismo

Cuando un perro está muy nervioso lo muestra mediante gestos y actitudes fácilmente reconocibles. El problema aparece cuando el nerviosismo empieza a afectar a la salud de tu peludo.

A simple vista, un perro excitado no parará quieto ni un segundo. Correrá, saltará y moverá la cola de manera violenta. También, si los nervios están causados por algo que no les agrada, pueden intentar escaparse, desarrollar dependencia hacia sus dueños, experimentar temblores e incluso ponerse agresivo.

Incluso su salud puede verse deteriorada ya que, si el estado de nervios no mejora, pueden perder el apetito o sufrir la caída del pelo, por ejemplo. Por esto es tan importante conocer algunos trucos para relajar a un perro muy nervioso y conseguir equilibrarlo para mejorar su felicidad y su bienestar.

1. Paseos largos y de cal >

Muchas veces los nervios del perro se deben a que tiene mucha energía que no quema. Una manera de lograr que esté tranquilo es proporcionarle paseos largos y de calidad, siempre adaptados a su ritmo y condición. Permítele olfatear árboles y orines de todo tipo (no te preocupes, si está vacunado no tienes por qué temer) ya que de esta forma se relajan y conocen su entorno.

Durante todo el paseo debes transmitirle una actitud activa pero relajada al mismo tiempo, evita sobreexcitarle o crearle ansiedad de cualquier tipo. Aunque es recomendable practicar ejercicio en cada paseo, recuerda que algunos juegos (por ejemplo, de pelota) pueden crear ansiedad en el perro. Opta por ejercicios de obediencia, iniciarlo en agility o hacer footing con él una vez termine de hacer sus necesidades. Además, es muy recomendable que pueda socializar con otros perros siempre que sea posible.

2. Vigila tu propia actitud

Tu estado emocional se reflejará en el perro, por lo que debes mostrarte calmado. respira tranquilamente y dirígete a él con voz suave siempre que te sea posible y evita el castigo, especialmente cuando se encuentre extremadamente excitado.

Por el contrario, premia las actitudes tranquilas, ya sea en casa o fuera de ella. Puedes utilizar comida, pero una caricia o una palabra amable también pueden ser muy efectivas.

3. Evita juegos muy activos en casa

Cuando estés en casa es mejor practicar juegos tranquilos, para que el perro entienda que el hogar es un espacio relajado. Puedes comprarle juguetes de inteligencia para ello. Actividades que impliquen saltos y carreras las dejaremos para cuando estemos en el parque.

No olvides que el kong es una herramienta excelente para tratar la ansiedad dentro del hogar. Se trata de un juguete expendedor de comida que, por su estructura, dificulta que el perro pueda comérselo todo de golpe. De esta forma, se mantendrá entretenido un buen rato. Además, es excelente para combatir la ansiedad por separación.

Si eres el dueño de un perro y últimamente tu mascota muestra un comportamiento más nervioso de lo habitual debido a algún cambio que se ha producido en su vida, no te preocupes, existe una solución natural y muy efectiva que conseguirá relajarlo.

Al igual que los humanos, las mascotas también pueden alterarse por cualquier cambio o circunstancia que les ocurra. Por ello, hemos de tener en cuenta que si nuestro perro está más nervioso o irritable de lo habitual, no debemos perder la calma, y debemos buscar las mejores soluciones para que vuelva a la normalidad.

En este sentido, muchos expertos y veterinarios recomiendan Zylkene, un producto cien por cien natural y muy efectivo para la prevención o el tratamiento de ciertos problemas relacionados con el comportamiento y la conducta de nuestras mascotas.

Zylkene es, en esencia, un alimento complementario formulado a partir de las proteínas de la leche, y que se presenta en cómodas cápsulas que se pueden abrir con facilidad y administrar sobre la comida de nuestro perro.

Además, este producto se puede emplear tanto en periodos de tiempo largos como cortos, hasta que nuestra mascota esté totalmente recuperada y vuelva a tener un comportamiento completamente normal.

Zylkene es un producto comercializado por Vetoquinol Especialidades Veterinarias, especialmente indicado para ayudar a tu mascota a superar determinados cambios que se produzcan en su vida, como viajes, ruidos, visitas, mudanzas o desplazamientos familiares. En la página de Facebook de Vetoquinol, My Happy Pet, puedes encontrar información útil sobre este y otros productos, así como consejos y datos curiosos sobre los animales de compañía.

Además, Zylkene también está indicado cuando queremos educar a un cachorro en casa o adiestrarlo correctamente. Asimismo, se puede emplear para relajar a las mascotas cuando éstas tienen que acudir a una visita al veterinario, o cuando se va a incorporar un nuevo miembro al hogar.

Pin
Send
Share
Send
Send