Animales

Estos son los signos que indican que tu perro tiene gripe

Pin
Send
Share
Send
Send


El responsable del resfriado en los perros, igual que en los humanos, es un virus, sobrevive mejor en climas fríos, por eso tendemos a asociar el “coger frío” con el resfriado. ¡Pero no es el frío en sí el que produce el resfriado, sino el virus de la parainfluenza!

Este virus crea una infección que empieza en las vías respiratorias nasales, pero cuando la cosa empeora todo se va expandiendo y llega a la tráquea, los bronquios y los pulmones.

Se trata de un virus muy resistente y con una alta facilidad para propagarse, por eso es tan contagioso. Pero… sabemos que te lo estás preguntando y ¡no! tu perro no te puede contagiar a ti su resfriado. Aunque los síntomas son prácticamente idénticos, el resfriado en los perros es causado por un virus diferente al del resfriado común en los humanos. Sólo deberás tener cuidado de que no se lo contagie a otros perros, si los tienes.

Síntomas del resfriado en los perros

Será fácil saber si tu perro está resfriado, ya que tendrá los mismos síntomas que tú cuando te resfrías:

  • Estornudos
  • Ojos llorosos e irritados
  • Mocos
  • Letargo
  • Falta de apetito
  • Fiebre
  • Congestión

Como ves, se trata de síntomas leves a primera vista, pero lo cierto es que son comunes a otras enfermedades que pueden ser más serias. Por eso, si los detectas debes acudir cuanto antes al veterinario para descartar que no sea una patología más grave.

Por otro lado, ¿sabes interpretar los mocos de tu perro? La consistencia y color de su mucosidad te pueden ayudar a saber la gravedad de la infección.

Tratamiento del resfriado en los perros

No existe un tratamiento como tal para acabar con el resfriado, lo mejor que podemos hacer es darle medicamentos paliativos de los síntomas y dejar que se complete el ciclo del virus, que desaparecerá solo. Estos medicamentos te los aconsejará y recetará el veterinario, pero además puedes seguir estos consejos para que tu perro se sienta lo mejor posible:

  • Prevén la deshidratación: que tu perro se hidrate es fundamental para mantener el sistema inmunitario sano, fuerte y capaz de luchar contra el virus. Además, ayudará a diluir y expulsar la mucosidad.
  • Cuídale durante los paseos: la congestión le impedirá respirar, por lo que se fatigará mucho antes, por eso, es importante reducir la intensidad de los paseos mientras tu perro esté resfriado. Además, es mejor evitar las horas más frías si es invierno.
  • Mantén a tu perro cómodo y calentito: ofrécele un ambiente acogedor y cálido en casa y deja que descanse, es normal que no le apetezca jugar o hacer ejercicio.
  • Utiliza un humidificador: 10 minutos al día pueden ser suficientes para ayudar a tu perro a respirar mejor.
  • Evita el contagio: si tienes más mascotas, mantén aislado al perro enfermo para evitar que les transmita el resfriado. Además, higieniza con frecuencia sus platos y juguetes y lava todo, cama y mantas incluidas, cuando se recupere.

Nunca automediques a tu perro. Si pasadas una o dos semanas su estado no mejora, ¡acude al veterinario! Puede que necesite otro tratamiento o que tenga alguna enfermedad más seria. Por supuesto, también tienes que ir al veterinario si en el proceso su estado empeora, o si se niega a comer o beber.

El resfriado en los perros es común, pero se recuperan sin mucha dificultad con los cuidados adecuados. Sólo dale a tu perro los mimos y atenciones que tú querrías si estuvieras resfriado.

Y lo que debes hacer para que se cure

Sí, aunque no lo creas tu perro también puede resfriarse o contraer la gripe. La diferencia es que él no podrá engancharse a Netflix durante todo el fin de semana con sopita caliente en mano y bajo la mantita, simplemente te mirará con ojillos de ‘estoy pachucho’. El veterinario, David García Rubio, del Hospital Veterinario San Fermín (Pamplona) nos da unas pautas para reconocer cuándo nuestro mejor amigo está malo y cómo debemos actuar.

La gripe canina -también conocida como ‘tos de las perreras’ o traqueobronquitis infecciosa canina- es una enfermedad multifactorial, es decir, está provocada por uno o varios microorganismos como el virus de la parainfluenza, el del moquillo o ‘bordetella bronchiseptica’.

Aunque el tipo de cepa que padecen los perros es diferente a la que suelen presentar los humanos, se considera una enfermedad zoonotica. Es decir, que puede transmitirse a personas, aunque es muy raro que ocurra. Solo ha pasado, indica el experto, cuando los pacientes tenían graves deficiencias inmunológicas. Sin embargo, sí es muy contagiosa entre canes. Se puede contraer por vía aérea, estando en contacto con otros perros, por sus excreciones o juguetes contaminados.

El virus infecta las células epiteliales del tracto respiratorio y, en general los síntomas sueles ser leves como tos seca, ronca y estornudos. En casos más graves o en animales inmunodeprimidos se pueden exacerbar y derivar en tos húmeda con mucosidad o secreción nasal, fiebre, letargo, falta de apetito o incluso neumonía.

En la mayoría de los casos se suelen recuperar sin problemas, pero es necesario estar atento a los síntomas y acudir a un veterinario para tratarlo cuanto antes. Como sucede con la nuestra, los grupos de mayor riesgo son los cachorros y ancianos. Los peores meses son los meses de frío, aunque la enfermedad puede darse en cualquier fecha.

En general es autolimitante, ya que suele pasarse por si misma sin necesidad de medicación. Pero los síntomas se pueden aliviar con antiinflamatorios o antitusigenos, buena hidratación y una dieta equilibrada. Si se complica con una infección bacteriana concomitante, es necesario el uso de antibióticos e incluso, en los peores casos, una posible hospitalización.

No obstante, se pueden tomar precauciones previas como mantener una adecuada higiene donde juega tu amigo peludo o una vacuna contra la gripe anual, cuya eficacia está probada pero no se suele poner de forma rutinaria. De hecho, la American Veterinary Medical Association no la recomienda para todos los perros.

Solo para aquellos que socializan en exceso, estén alojados en albergues o lugares donde puedan estar más expuestos porque convivan con más animales, así como los que sean sensibles a procesos respiratorios. En cualquier caso, García Rubio anima a que cada uno lo consulte con su veterinario para ajustarse al plan de vacunación adecuado.

Síntomas del resfriado en perros

El resfriado se produce por una infección del tracto respiratorio superior. Por lo general, los síntomas no son graves pero debemos prestar atención, ya que podemos confundir un simple resfriado con un problema respiratorio grave y viceversa. Para descubrir cómo saber si tu perro está resfriado, presta atención a los síntomas del resfriado canino más comunes:

  • Tos
  • Estornudos
  • Congestión
  • Secreción nasal
  • Ojos llorosos
  • Pérdida de apetito
  • Malestar general
  • Fiebre

Estos síntomas pueden estar presentes durante 1 o 2 semanas. El tiempo de curación depende de cada perro y de los cuidados que le proporcionemos.

En casos graves pueden observarse dificultad para respirar o se puede escuchar un silbido al hacerlo. También pueden presentar unas décimas de fiebre. En estos casos es mejor acudir cuanto antes al veterinario. Para conocer cómo cuidar a tu perro cuando tiene unas décimas de fiebre lee también el artículo "La fiebre en perros".

Causas del resfriado en perros

Al igual que en humanos, el resfriado en perros puede ser provocado por diversos motivos. Una exposición al frío continuada o el contagio entre perros puede ser la causa. Por lo general, está provocado por virus como elParainfluenza, muy común y contagioso, o por el Adenovirus de tipo 2, también llamado tos de las perreras. Ambos provocan tos, estornudos y los demás síntomas del resfriado en perros.

Algunos síntomas del resfriado pueden llegar a confundirse con el moquillo, enfermedad muy contagiosa que afecta al sistema respiratorio. Por eso es importante observar siempre a nuestro perro en cuanto comienza a mostrar algún malestar, así podemos descartar enfermedades graves. Para saber más sobre esta enfermedad descubre de qué se trata el moquillo en los perros.

Tratamiento del resfriado del perro

El resfriado no tiene tratamiento, si bien podemos darle algún medicamento para paliar los síntomas, lo mejor es que superen los resfriados leves por sí solos. Con unos cuidados básicos para hacerles más llevadero el proceso, se recuperarán en pocos días.

A continuación te detallamos unos consejos para saber cómo tratar a un perro con resfriado:

  • Mantén al perro caliente y seco. Al igual que nosotros, durante el resfriado, son muy susceptibles a cambios de temperatura. Sitúalo al lado del radiador o asegúrate de que tiene mantas suficientes. Tras los paseos sécale bien las patas.
  • Reduce el tiempo de los paseos. No lo sometas a excesivo ejercicio. Durante el resfriado estará más apático y sin ganas de jugar. Evita también salir con él en las horas más frías del día.
  • Anímale a beber. Puede que no beba ni coma mucho durante estos días, por este motivo siempre debe disponer de agua y debes animarlo a que beba, aunque sea en pequeñas dosis. Debido a la mucosidad, pierde líquidos y es conveniente reponerlos. También puedes ofrecerle un poco de caldo de pollo si te preguntas qué dar a un perro resfriado, ya que le ayudará a eliminar la mucosidad de la garganta y le dará un aporte de nutrientes.
  • Garantiza que hace reposo. Deja que descanse. Debido al carácter de algunos perros no debemos intentar excitarlo o hacer que jueguen durante estos días. Puede que lo intenten pero luego se agotarán enseguida. Después de unos días de reposo comenzará a encontrarse mejor y se volverá más activo.
  • Evita contagios. Si tienes varios perros en casa es muy fácil que se contagien si uno de ellos se resfría. Procura mantenerlos separados durante estos días.
  • Evita el humo o el polvo. El humo del tabaco o cualquier otro humo debe evitarse siempre en presencia de nuestro perro pero, especialmente durante los casos de problemas respiratorios que pueda tener.
  • Dale un extra de vitamina C. Puedes ayudarle a mejorar sus defensas con suplementos de vitamina C, puesto que le ayudarán frente a los resfriados. Consulta al veterinario para ello.
  • Ofrécele miel. Si tu perro tose mucho puedes darle una cucharadita de miel para aliviarlo, ya que este es uno de los remedios caseros para el resfriado en perros más eficaz.

En una o dos semanas debería recuperarse por completo. Para evitar recaídas protégelo del frío y proporciónale durante todo el año una buena alimentación, así su sistema inmune estará fuerte para superar cualquier resfriado.

En casos graves tu veterinario tratará las infecciones con antibióticos, eso sí, recuerda que deben prescribirse siempre por el especialista, no automediques a tu perro jamás, por lo que si te preguntas cuáles son los jarabes para perros resfriados más adecuados, o qué medicamento dar para el resfriado en perros, debe ser el especialista quien te oriente en función del estado general de tu can.

¿Cuándo acudir al veterinario?

Por lo general, en una o dos semanas se supera un resfriado normal, pero pueden darse casos en los que debamos acudir al veterinario para descartar enfermedades mayores o para un tratamiento específico.

Si tu caso es alguno de los siguientes, te recomendamos acudir a tu veterinario:

  • Han pasado 2 semanas y no observas mejoría en tu perro.
  • Expulsa sangre en los mocos o secreciones nasales.
  • No come ni bebe.
  • Si tu perro es anciano o un cachorro debes acudir siempre al veterinario. Las defensas de estos perros no son como las de un perro joven sano.
  • Escuchas un silb >

¿Un perro resfriado puede contagiar a una persona?

Ya hemos dejado claro que el resfriado entre perros es altamente contagioso pero, ¿puede contagiarse también de perros a personas y viceversa? La respuesta es NO, puesto que los virus que producen el resfriado en perros son distintos a los que provocan el resfriado común en humanos, siendo lo más usuales en nosotros los rinovirus.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Resfriado en perros - Síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Enfermedades respiratorias.

Video: PARVOVIRUS EN PERROS - Síntomas y tratamiento (Junio 2022).

Pin
Send
Share
Send
Send