Animales

Cómo es un gato siberiano

Pin
Send
Share
Send
Send


La raza de gato siberiano es una de las tres razas que forman el grupo de los gatos de bosque, junto al maine coon y al bosque de Noruega. Se caracterizan por tener un pelo frondoso y esponjoso, bastante largo, bien adaptado a las condiciones meteorológicas de los climas más fríos.

¿Quieres saber más sobre el gato siberiano? Empecemos por lo básico:

  • Tamaño: Grande
  • Esperanza de vida: hasta 20 años.
  • Estilo de vida: activo, cazador, familiar.

Origen de la raza de gato siberiano

Este gato proviene de las montañas y zonas rocosas de Rusia y Ucrania. En Rusia llevan muchísimo tiempo siendo populares animales domésticos, a pesar de no ser muy conocidos en Europa y América. De hecho, en tiempos de los zares, la raza de gato siberiano era la preferida para mantener a raya a los ratones y otros roedores, eran gatos palaciegos.

La mayoría de federaciones felinas reconocieron a la raza de gato siberiano como oficial alrededor de 1987.

Características de la raza de gato siberiano

El siberiano es un gato de tamaño grande y fuerte musculatura, con unas patas muy ágiles y largas. Tiene un pelo largo y abundante que le ayuda a protegerse del frío propio de Siberia, se trata de un gato muy bien adaptado al clima de su lugar de origen.

El pelo de las patas traseras y el cuello es más largo que el del resto del cuerpo, pero no lo tiene especialmente corto en ninguna zona. El chocolate, el canela, el lila y el fawn son los únicos colores no reconocidos dentro de la raza, todos los demás están aceptados. Por otro lado, los colorpoint son conocidos por el nombre de neva masquerade.

Carácter de la raza siberiano

El siberiano es un gato tranquilo y afectuoso dentro del hogar, muy cariñoso y familiar. Sin embargo, no por eso es especialmente sumiso, de hecho tiene un carácter bastante fuerte. Es muy seguro de sí mismo, valiente y aventurero. ¡Es un gran cazador! Le encanta mantenerse activo, jugar, trepar y lanzarse a intentar cazar todo lo que ve. Por eso, si tienes un patio al que pueda salir, te lo agradecerá enormemente.

Sin embargo, es capaz de adaptarse a cualquier hogar y se lleva bien con otras mascotas y con niños.

Cuidados de la raza de gato siberiano

El único cuidado que cabría destacar del gato de raza siberiano es la necesidad de cepillar con frecuencia su pelo, que al ser largo y tener subcapa se enreda con gran facilidad. Por lo demás, este gato necesita los cuidados comunes a cualquier otro.

Su capa de pelo es realmente impermeable, pero esta característica se podría perder si se baña al gato. Por eso, es mejor recurrir al lavado en seco.

¿Sabías que la raza de gato siberiano es ideal para personas alérgicas? El polvo que produce su cuerpo de forma natural no contiene la proteína Fel D1, la responsable de alrededor del 80 % de alergias humanas a los animales.

Salud de la raza de gato siberiano

La selección natural y las condiciones meteorológicas adversas han hecho del siberiano un gato realmente saludable, fuerte y resistente. No se conocen patologías hereditarias de la raza ni tampoco suelen enfermar con facilidad. Es por eso que pueden llegar sin problema a los 20 años de vida.

¿Conocías al gato siberiano? ¿Te gustaría tener uno?

Alimentación

Aparte del cuidado del pelaje, la nutrición con un alimento adecuado es fundamental para asegurar que tu gato siberiano disfrute de una vida larga, saludable y activa. Al ser carnívoros, requieren una comida rica en proteínas saludables, y solo pueden aprovechar una pequeña cantidad de carbohidratos. Además, la visita anual al veterinario puede ayudar a detectar de forma precoz posibles enfermedades y aclarar dudas con respecto al cuidado y a la alimentación del animal.

Los gatos siberianos son animales primitivos. Puesto que la cría de gatos robustos sigue siendo muy reciente, apenas hay enfermedades hereditarias típicas de esta raza. El cruzamiento de diversas razas y el denominado «en línea» pueden dar lugar, por supuesto, a enfermedades hereditarias en casos aislados. La mejor forma de prevenirlas es mediante un cruce bien ideado y profesional que evite el apareamiento de ejemplares con un parentesco muy cercano y que persiga el objetivo de un cruzamiento saludable. Tanto los criadores como los compradores de los gatos siberianos son los responsables de salvaguardar a estos amantes de la naturaleza de las enfermedades hereditarias también de cara al futuro.

Como comprador, es importante que adquieras tus gatos solo de un criador responsable y profesional. Los pequeños anuncios que prometen gatos de raza a precios bajos pueden resultar tentadores para los cazadores de gangas, aunque a menudo van acompañados de un truco: en la mayoría de los casos, el bienestar del gato no es prioritario. La cría de gatos es un pasatiempo costoso y los que quieren sacar provecho de la venta suelen ahorrar en comida, cuidados en casa y de la salud y en un cruzamiento bien planeado. Un criador que se responsabiliza de sus animales y de sus crías no escatima en gastos ni esfuerzos. Las visitas regulares al veterinario y las pruebas para detectar enfermedades conocidas como la miocardiopatía hipertrófica y los quistes renales deberían considerarse como estándar. Asimismo, este criador puede proporcionar a los compradores potenciales resultados de las pruebas relevantes. También excluye a los animales enfermos de la cría y los somete a operaciones quirúrgicas en caso necesario. Las asociaciones de criadores no solo proveen documentación, también monitorizan el estándar de la raza. Adicionalmente, los criadores serios son miembros de alguna de las numerosas asociaciones de criadores de gatos.

Los gatitos han de permanecer al menos 12 semanas con su madre y sus hermanos para que estén preparados para mudarse a un nuevo hogar. Durante esta importante fase de impregnación, los gatitos aprenden todo lo que les prepara para una vida larga y saludable. Los criadores supervisan a sus animales de forma ininterrumpida y les suministran todo lo que necesitan para la fase de crecimiento. También están dispuestos a ofrecer consejos y ayuda a los clientes que compran sus gatitos, incluso después de la venta.

Por supuesto, todo ello cuesta dinero. Para cubrir sus gastos, un criador responsable debe pedir un precio determinado por cada gato. Los gatos siberianos de un criadero registrado cuestan alrededor de los 700 euros cada uno, de modo que los futuros dueños que deseen tener más de un gato pueden contar con grandes gastos. A cambio, en el caso ideal recibirás un gato bien socializado y sano que será un compañero fantástico durante muchos años. Como alternativa, puedes visitar protectoras de animales que tienen numerosos gatos, incluso algunos de raza de pelo largo, que esperan encontrar un buen hogar.

¡Te deseamos una vida maravillosa junto a tu gato siberiano!

¿De dónde procede el Gato Siberiano?

El Gato Siberiano, como su nombre lo indica, tiene su origen en Siberia. Una vasta región que está ubicada en la parte asiática oriental de Rusia.

Se dice que el origen de esta raza, proviene del cruce entre el gato europeo y el gato salvaje de los bosques de Siberia.

Esta raza felina, se empezó a extender por el continente europeo tras la caída del muro de Berlín. A partir de 1987, se reconocería el pedigrí con el nombre del Gato de los Montes de Sibería, pero finalmente se le llamaría Siberiano, para distinguirlo del gato Bosque de Noruega.

Desde su llegada en Rusia y posteriormente a países como Alemania y Estados Unidos, Francia y España, se hizo popular en sociedad, por su belleza y majestuosidad, que compartía también con el Maine Coon, como gatos grandes que son.

Carácter del Gato Siberiano

El gato Siberiano es una raza de gato amable, con su humano, puede perseguirlo por toda la casa hasta recibir su atención, pues son bastantes cercanos y no dudarán es ser los primeros en recibirte cordialmente, cuando entres por la puerta de tu casa. A la vez, son gatos independientes, y en ocasiones, prefieren estar solos, sin que nadie los moleste.

Para esta raza de gatos, es una experiencia mágica acostarse sobre su persona de confianza, a que esta le cepille su bonito pelaje, ya que se sienten especialmente felices y para el gato siberiano, este es un momento muy especial. Es una raza muy social, con otros gatos, con seres humanos e inclusive con otras mascotas. Además, cuando lo acaricias suele corresponder con suaves ronroneos.

¿Es el Gato Siberiano, hipoalergénico?

Últimos estudios aseguran que podría ser una raza de gatos recomendable para personas alérgicas a los gatos. Y es que pese a lo exuberante de su precioso pelo y melena, los gatos siberianos tienen menor concentración de la proteína Fel D10 en su saliva, y esta sustancia es la responsable del 80% de las alergias que producen los gatos. Todavía se debate si esta afirmación está contrastada.

Características del Siberiano

Los gatos Siberianos pueden pesar entre 5 y 8 kilogramos y generalmente tienen un tamaño promedio mediano a grande. Tienen una contextura física fuerte y musculosa, de cuerpo grande y patas sólidas. Reflejan seguridad, balance e inteligencia. Es considerada una raza que se ha adaptado al entorno natural del que proceden, con un clima duro y selectivo.

Capas de pelo que lo protegen del frío

Una característica física representativa del gato siberiano es su grueso pelaje conformado por 3 capas de pelo alrededor del torso y abundante también en el cuello, las patas y en la cola. Una cola larga y firme que usan no solo para mantenerla erguida mientras pasean elegantemente sino para ponerla alrededor de su torso y calentarse.

La capa superior del pelaje del gato Siberiano, es impermeable y posee aceites naturales, así como una inferior muy espesa y de una gran capacidad aislante, que le protege del frío más intenso.

Su grueso pelaje puede ser de diversos colores: unicolor, bicolor o tricolor. Con todas las combinaciones posibles: con rayas o sin rayas, manchas, círculos o degrades en los tonos de su pelo. Con ojos dorados, miel, verdes, azules y diferentes variaciones de estos colores.

Incluso, también pueden tener los ojos de diferente color. Un dato curioso de esta raza es que les gusta jugar en el agua, así que no tienen problema si los quieres bañar alguna vez, aunque ya sabes que si el gato no sale de casa, se puede limpiar ellos solos.

Salud y cuidados del Gato Siberiano

Afortunadamente, El gato Siberiano por ser una raza de origen puro y no manipulada genéticamente por el hombre, no padece muchos problemas congénitos de salud y como otros gatos, puede padecer enfermedades habituales que se dan en todos los gatos.

Si puede ser propenso a padecer cardiopatía hipertrófica (Agrandamiento del miocardio del ventrículo izquierdo).

Es importante cepillar su pelaje regularmente con un cepillo especial al menos dos veces por semana y con mayor intensidad durante los periodos de mudanza de pelo (primavera y otoño), ya que esto ayuda a retirar el exceso de pelo sobrante e impide la formación de bezoares. (Masa sólida de material indigesto que se acumula en el tubo digestivo y a veces provoca una obstrucción en el intestino). Esto ocurre por tragar el pelo muerto, al lamerse.

Neva Masquerade

Poco o menos se conoce del Neva Masquerade, que es una raza no reconocida de manera extendida y resulta de la variante «pointed» en el patrón del pelaje del gato Siberiano.

Esto significa que las extremidades «menos calientes» del cuerpo del gato (las orejas, el tramo final de la cola, las patitas y la carita) son del color base del animal, y todo el resto de su pelaje, son de un color más claro.

Todo ello se debe a una alteración sobre la manera en que la encima tirosinasa, produce el pigmento de la melamina y dando el aspecto de que el gato tiene cierta tonalidad albina. En esta raza o variante, se valora mucho esta relación entre los tonos point de sus extremidades y su definición con el resto del cuerpo, más claro.

Fotos de gato siberiano

  • Fuente: Instagram Usuario: Memiow_calzone
  • Fuente: Instagram Usuario: Jadethesiberian
  • Fuente: Instagram Usuario: juul_and_pip_siberian_cats
  • Fuente: Instagram Usuario: meetsansathecat
  • Fuente: Instagram Usuario: @titanandorion

Si tienes un gato Siberiano, coméntanos que tal ha sido tu experiencia con él y comparte este artículo en redes sociales, para que todos conozcan este precioso animal.

Origen del gato siberiano

El gato siberiano es uno de los denominados “gatos de bosque”, junto con el maine coon y el bosque de Noruega, dado que los ejemplares de esta raza se expanden por las frondosas arboledas de Rusia y Ucrania. Se cree que proviene del cruce de gatos domésticos llevados a Rusia y Ucrania con gatos salvajes de los bosques siberianos, de ahí que también se le denomine "bosque de Siberia".

Esta raza parece nueva dado que no existen documentos que la mencionan hasta 1871. De esta forma, no hubo pedigrí oficial hasta 1987 y la World Cat Federation no la reconoció hasta hace muy pocos años, dándose su expansión internacional ya en la década de los 90. Esto puede explicarse por la prohibición existente en el régimen soviético acerca de la tenencia de animales de compañía, por lo que los granjeros que poseían gatos siberianos lo hacían de forma encubierta. Sin embargo, sus orígenes parecen remontarse hasta mil años atrás en el tiempo. En Rusia fueron habituales compañeros de los nobles, estando muy presente en los más distinguidos palacios de la Rusia Imperial. Por ello, forma parte de una de las razas de gatos más antiguas del mundo, a pesar de su documentación oficial en las fechas indicadas.

Características del gato siberiano

Sin duda, la característica físicas del gato siberiano más representativa es su frondoso pelaje que consta de tres capas, presentes en muchas razas, sin embargo, en esta raza felina estas están mucho más desarrolladas. Esto se debe a las drásticas temperaturas del área siberiana a la que ha de hacer frente para sobrevivir. Por ello, el pelo de cobertura es duro y, mientras que es algo más corto en las patas y el pecho, es considerablemente largo en la cabeza y el vientre. Teniendo también pelaje largo entre los dedos.

En cuanto al color del pelaje y los ojos son aceptados todos salvo el chocolate y el violeta para el manto, y sus diluciones, y en lo que respecta a los ojos son más comunes el ámbar y el verde, y aunque el azul también puede darse, es más raro. Sin importar el color sus ojos, estos son redondeados y marcadamente expresivos.

Su peso varía en líneas generales entre 4.5-9 kg tanto en machos como en hembras, aunque estas últimas suelen tener un peso algo más ligero, habitualmente de 4 a 8 kilos y los machos se mueven más en un rango de 5 a, incluso, los 11. No obstante, ha de tenerse en cuenta que nuestro gato no alcanzará su tamaño y peso definitivos hasta los 4 o los 5 años de edad, siendo su crecimiento considerablemente más lento que en otras razas. Además, al ser sus patas traseras algo más largas que las delanteras, su espalda está ligeramente arqueada.

Carácter del gato siberiano

Si hablamos del temperamento del gato siberiano, cabe destacar que esta raza se caracteriza por su sociabilidad y afabilidad. Pese a que su robusto aspecto pueda resultar imponente, se trata de un gato muy cariñoso y que se adapta bien al trato con otros gatos e incluso otros animales como perros. Diciendo los tutores de estos gatos que su comportamiento recuerda al de un perro, ya que los esperan al llegar a casa y están constantemente pidiendo atención y cariño.

Por otro lado, también es cierto que puede llevarles cierto tiempo perder su timidez inicial ante los desconocidos, de manera que si eres el nuevo tutor de uno de estos ejemplares, has de tener un poco de paciencia, pues una vez te conozca se pasará las horas jugando y rogándote mimos. Al principio puede mostrar un carácter huidizo, con conductas como esconderse ante las visitas, pero, en cuanto coja confianza, no dudarán en ponerse panza arriba y ronronear alegremente ante las caricias. No te pierdas el artículo sobre "Consejos para ganarse la confianza de un gato" si acabas de adoptar a un siberiano y observas que le cuesta adaptarse.

Uno de los cuidados del gato siberiano que requerirán más atención y dedicación será el mantenimiento del pelaje. Dada la longitud del pelo, es recomendable un cepillado habitual para evitar nudos y bolas de pelo, insistiendo en las zonas del vientre y el pecho, donde el pelaje es más lanudo. Con 2-3 veces por semana será suficiente. Revisa el artículo sobre "Cómo cepillar el pelo de un gato" para hacerlo correctamente.

Otro de los aspectos a tener en cuenta respecto al pelaje son los baños, se recomienda no bañarlo, o al menos no frecuentemente, ya que se eliminaría la capa de grasa protectora que le permite el aislamiento al frío y la impermeabilidad de su pelaje, pudiendo favorecer al bañarlo patologías respiratorias como la neumonía felina, además de que a nivel estético perdería volumen y brillo. Por ello, se aconsejan los baños en seco, que al igual que el pelado, algo que en la raza está contraindicado por la misma razón que el baño, ha de llevarse a cabo por buenos profesionales que ante todo cuiden la salud de nuestro felino.

Salud del gato siberiano

Debido a su origen salvaje y a haber permanecido la raza inalterada por la mano del hombre, estos gatos son fuertes y robustos, con una salud envidiable y sin enfermedades congénitas destacables. Pese a ello, presentan enfermedades comunes con cualquier otra raza como puede ser la cardiopatía hipertrófica, que consiste en un agrandamiento del miocardio del ventrículo izquierdo, por ello los chequeos veterinarios deben ser frecuentes.

Como en el resto de gatos, será necesario estar atento al estado del pelaje, las uñas, las mucosas y la dentadura para detectar y prevenir enfermedades. Así mismo, es importante llevar a cabo un calendario de vacunas y desparasitaciones adecuados, siguiendo siempre las indicaciones del veterinario.

Pin
Send
Share
Send
Send