Animales

Guía de huesos carnosos en la dieta de perros y gatos: todo lo que necesitas saber

Pin
Send
Share
Send
Send


Muchos mitos son provocados por la industria alimenticia para meterte miedo y que a tu perro no le des otra cosa más que bolitas.

Por otra parte, con la llegada de internet han aparecido los foros y con estos los “Expertos” que no dan la cara pero sí “recetan” mil fórmulas con base en “sus experimentos y observaciones” Muchos de estos bulos han crecido a tal grado que ya la gente ni los cuestiona.

1 MITO NÚMERO UNO

Los perros no pueden comer alimentos crudos. Te pregunto ¿Qué animal conoces que cocine sus alimentos? Ninguno, sólo el ser humano. El perro tiene un sistema digestivo IDÉNTICO al de los perros salvajes, al de los lobos. Es decir, son capaces de comer hasta carroña.

No sé si han tenido la oportunidad de ir a esos países donde no hay mucho control sobre la basura. Yo lo he vivido durante muchos años. Esos perros no se mueren y son idénticos al tuyo. Con esto yo no digo que sea correcto alimentar de la basura a tu perro, lo único que quiero demostrar es la gran capacidad digestiva del perro. Su intestino es corto, muy corto y su pH muy ácido, lo más ácido que te imagines, un pH de 1 (metes el dedo unos minutos y sale sólo el hueso).

Si quieres convencerte de su sistema digestivo te recomiendo este vídeo didáctico y que te abrirá los ojos: Tu perro es un carnívoro.

2 MITO NÚMERO DOS

Los perros no deben comer huesos, les perforan los intestinos. Encontrarás gente mayor, de más de 60 – 70 años, que te dirán que a sus perros los alimentaba con sobras de la casa, arroz y pedazos de pollo o cualquier otro pedazo de carne incluidos los HUESOS y sus perros vivían felices y sin tantas tonterías y no se la pasaban en el veterinario.

Te recuerdo que la única regla es HUESOS CRUDOS, jamás HUESOS COCIDOS, esos sí pueden ser peligrosos y los perros ingresados en el quirófano son por este tipo de huesos. Huesos acorde al tamaño del perro, para perros de menos de 10 kilos son mejores los huesos de codorniz, picantones, conejos o la punta de las alas de pollo.

Si quieres aprender más sobre huesos mira este vídeo, te vas a quedar con la boca abierta: Tu perro y los huesos.

3 MITO NÚMERO TRES

Él chocolate y la cebolla entre otros alimentos son muy peligrosos. Primer punto, tu perro no necesita ni chocolate ni cebolla, pero por otra parte ¿Tú crees que le va a pasar algo si se come, por ejemplo, 2-3 gramos de estos alimentos? No le va a pasar nada. ¿Entonces? La conclusión es la siguiente: no hay alimentos buenos ni malos para ningún animal, la clave está en su dosificación.

Este mito, de alimentos tóxicos, es creado y apoyado por la industria para meterte miedo, para que si intentas dar otra cosa que no sean bolitas estés aterrado pensando que lo vas a matar.

Un ejemplo práctico. Yo a mis perros no les doy ni chocolate ni cebolla pero a veces en el postre me piden helado y éste es un polo (paleta) de vainilla con cubierta de chocolate, les doy un poquito. Otras veces hago macarrones para mi, preparo una mezcla de cebolla acitronada con atún y tomate y la vació a la pasta ¡Deliciosa! A mis perros les gusta y les doy un poco en su plato de comida.

¿Te has dado cuenta? Ambos alimentos tienen esos alimentos que la industria te dice ¡Cuidado, se puede envenenar! ¿Acaso se han muerto mis perros? Y lo he hecho durante muchos años, y conozco miles de clientes que hacen cosas similares ¿Algún problema? NINGUNO

Mira este artículo (vídeo) buenísimo, el título lo dice todo: “Las tramposas verdades sobre los alimentos tóxicos para tu perro”

4 MITO NÚMERO CUATRO

Eso de la nutrición de tu perro es tema para científicos e iluminados. Las grandes compañías (no todas) te hablan de “La ciencia” “Nuestras últimas investigaciones” y demás términos científicos para hacerte creer que tu no eres capaz de aprender a nutrir a tu perro de forma sana.

Esa ha sido una de las principales razones por las que he decidido “Democratizar la educación de la nutrición canina” Mis cursos son gratuitos, para que aprendas a darle de comer a tu perro ¿Acaso tú no eres capaz de llevar tu propia nutrición de una forma adecuada instruyéndote un poco? ¡Por favor!

5 MITO NÚMERO CINCO

Los alimentos comerciales son lo mejor, no hay que dar nada más y cubren todas sus necesidades. ¡Falso! Si llevaras tu bebé al pediatra y te dijera “Dele exclusivamente este alimento procesado que contiene todo lo que su niño necesita y no le de otra cosa más, aparte de agua” ¿Le harías caso a ese pediatra? Claro que no.

Las compañías famosas invierten mucho en publicidad, por eso usan ingredientes de mediana a baja calidad, para tener grandes ganancias y gran parte de ellas invertirla en publicidad para convencerte. No olvides que la publicidad es el arte de engañarte el tiempo que sea necesario hasta que compres lo que ellos quieren venderte.

Entonces piensa dos veces cuando veas o escuches eso de “100% completo y balanceado” “Todo lo que tu perro necesita” etcétera. Mira este artículo ¡buenísimo, te abrirá los ojos! Verdades en la nutrición del perro. 100% completo ¡Tonterías!

Entonces, ¿por qué son tan importantes los huesos carnosos?

Antes de explicarles el por qué, quiero que tengamos claro a qué me refiero cuando hablo de huesos carnosos: aquellos huesos que sean blandos y que estén recubiertos de carne, grasa y, en algunos casos, piel (como las carcasas de pollo, las costillas de ternera o las alas de pavo, por ejemplo).

Los huesos carnosos constituyen la base de la alimentación de los perros y son un componente importante en la dieta de los gatos. ¿Por qué? Porque ambos animales, al ser carnívoros, están diseñados para utilizar los huesos y la proteína animal como principal fuente de nutrientes para su organismo.

Los huesos carnosos benefician la salud de tu peludo en muchos sentidos: aportan proteínas de alto valor biológico, son ricos en aminoácidos y ácidos grasos que son esenciales para la salud de perros y gatos, aportan energía y son de fácil digestión.

Además, los huesos carnosos son una rica y equilibrada fuente de minerales como el calcio y el fósforo (indispensables en la dieta de perros y gatos), zinc, manganeso, magnesio, yodo, selenio, hierro y cromo.

Carcasas de pollo

El Dr. Ian Billinghurst, creador de la dieta BARF, veterinario y especialista en nutrición animal explica:

“Los huesos carnosos crudos tienen beneficios que van más allá de la nutrición. Juegan un papel importante en el mantenimiento de la salud del sistema inmune y de la salud de boca, dientes y encías. También proporcionan beneficios psicológicos y físicos únicos que no están disponibles en ninguna otra fuente de alimento.”

¿Cuánta cantidad de huesos carnosos deben comer los perros?

Por norma general, un perro debería comer entre 60 y 50% de huesos carnosos correspondientes a su ración diaria. La cantidad real varía en función de cada perro, pero se recomienda partir de un 60% de huesos e ir ajustando en función de cómo le sienta a tu peludo.

Con Miel, por ejemplo, empecé dando un 60% de huesos carnosos. Pronto me di cuenta de que debía darle un porcentaje más bajo porque presentaba un poco de estreñimiento y dificultad para defecar, por lo que bajé el porcentaje a 50%, subí el porcentaje de carne y listo? (si bajas el porcentaje de huesos, recuerda siempre que debes subir el de carne en la misma proporción). Si quieres leer más sobre los porcentajes y cantidades, consulta este artículo.

¿Cómo saber si mi perro necesita un menor porcentaje de huesos?

Es sencillo: la respuesta está en las cacas . Las cacas son nuestras aliadas para examinar y analizar si todo va bien con la alimentación de nuestro peludo.?️‍♀️ Si tu peludo presenta cacas muy blancas, tiene dificultad para defecar o presenta estreñimiento, intenta bajando un poco el porcentaje de huesos y subiendo el de carnes hasta dar con la cantidad ideal para su organismo. Sus cacas deberían ser marrones, firmes (un poco duras), pequeñas y con un olor modesto.

Guía visual de huesos carnosos aptos para perros y gatos en una dieta natural

Todos los huesos carnosos que describo en la imagen son aptos e ideales para perros y gatos. ¡Recuerda que la variedad es importante para lograr una dieta balanceada! Utiliza diferentes tipos de huesos para armar el menú semanal o mensual de tu peludo ?

⚠⚠Recuerda siempre congelar los huesos carnosos durante al menos 3 días antes de dárselo de comer a tu peludo. Así nos aseguramos de matar posibles parásitos dañinos que pueda contener la carne.

❗¿Te da miedo darle huesos? Te entiendo, es una preocupación que yo también tenía al principio. Si te da miedo siempre puedes dárselos molidos o machacarlos con un martillo de cocina, sin embargo ten en cuenta que, además de sus beneficios nutricionales, los huesos carnosos ayudan a limpiar los dientes de tu perro liberándolos de sarro, ayudan a fortalecer la mandíbula y los relaja. Son todo beneficios ?

Si te sigue dando miedo o si tu peludo por alguna razón no pudiese masticar los huesos (por problemas dentales, porque no los acepta, o cualquier otra razón) y prefieres darlos molidos, recuerda añadir una o dos veces por semana huesos recreativos, los cuales son aquellos huesos grandes sin carne que no pueden comer sino roer. Esto le ayudará a limpiar sus dientes además de aportar un extra de calcio en la dieta.

Algunos ejemplos de huesos recreativos:

  • De la ternera: rodilla, caña, húmero, cadera.
  • Del cerdo: patas, espinazo.

Si te pareció util la información, comparte ?❤?

¿Carne cruda o cocida?

En el mundo de la nutrición canina podemos encontrar infinidad de estudios y opiniones. Algunos rechazan la alimentación cruda por la posible presencia de parásitos y patógenos, mientras que otros rechazan la cocción por la pérdida de enzimas, probióticos naturales y vitaminas. ¿Qué hay de cierto en todo ello? ¿Cuál es la mejor opción?

El proceso de domesticación que ha sufrido el perro ha cambiado algunas aspectos de su fisiología digestiva, así como otras estructuras, de ahí que en este punto de la historia las diferencias entre perros y lobos, parientes cercanos, sean tan obvias.

No obstante, la domesticación del perro no ha cambiado la esencia del mismo ni la esencia de su alimentación, una alimentación carnívora en la que el perro consumiría sin problema alguno, y de forma preferente, carne cruda siempre que se encontrara en un estado salvaje. La carne cruda es buena para el perro porque se adapta perfectamente a su organismo:

  • Las piezas dentales tienen la suficiente fuerza para poder desgarrar la carne.
  • El estómago es pequeño y musculoso, está preparado para la digestión de la misma.
  • El intestino es corto lo que evita la putrefacción de la carne durante la digestión.
  • Los jugos digestivos del perro así como su saliva son perfectos para poder asimilar la proteína cárnica.

El sistema digestivo del perro está preparado para digerir sin problemas la carne, preferiblemente cruda, que es como la consumiría en el medio natural. También debemos señalar que algunas leyendas, como «la carne cruda hace a un perro más agresivo» es totalmente falso.

No obstante, como hemos comentado al principio, existen posibles parásitos y patógenos que pueden encontrarse en la carne cruda, por lo que será fundamental buscar alimentos que certifiquen su calidad. Así mismo, para asegurar totalmente que nuestro perro no pueda contraer infecciones por salmonela, E.coli o triquinosis, por ejemplo, podemos congelar la carne o marcarla levemente a la plancha antes de ofrecerla. Resta a elección del propietario ofrecerla totalmente cruda, para un mejor aporte nutricional, o ligeramente cocinada, para evitar problemas de salud. Se trata de una elección personal.

Finalmente señalar que, al final, será el mismo perro quién elegirá comer un producto u otro. Mientras que algunos perros se relamen al ver un pedazo de carne cruda, otros lo rechazarán con evidente cara de disgusto, algo que suele ocurrir en razas pequeñas, en perros ancianos, o en aquellos que no han sido acostumbrados desde cachorros.

La proporción de la carne en la dieta del perro

Aunque el perro no debería alimentarse únicamente de carne, lo cierto es que debería ser el alimento de mayor presencia en su dieta. Como mencionábamos en el apartado anterior el perro tiene un estómago pequeño, por lo tanto las raciones no deben ser grandes y deben repetirse de dos a tres veces al día.

En la dieta del perro la proporción de carne debe rondar del 75% del total de la ración, y en contra de lo que se piensa popularmente, las vísceras no son buenas pues generalmente están muy intoxicadas. Por ejemplo, todos los fármacos que se le dan a una vaca son metabolizados en su hígado, lo que provoca que este órgano acumule residuos no beneficiosos para el perro.

¿Qué hay que tener en cuenta al congelar carne?

Por un lado, para mantener el buen estado de las carnes es necesario respetar las temperaturas de congelación y refrigeración de las mismas.

  • Para refrigerar carne cruda se debe mantener entre los 4° y los -2°
  • Para congelar carne cruda se debe mantener por debajo de los -10°

¿Qué tipo de carne cruda es conveniente que coma un perro?

Conviene brindarle a nuestro perro sobras de carne magra, preferiblemente de oveja, cabra o vacuno, no obstante, cuando hablamos de perros de tamaño pequeño la carne que más se recomienda es la de conejo y ave.

Sabemos que darle carne cruda diariamente a un perro puede suponer un impacto económico importante sobre algunas familias, pero hemos hablado de sobras de carne magra, las mismas son idóneas, el perro no necesita más y son muy asequibles en las carnicerías.

¿Cuál es la manera correcta de descongelarla?

  • La manera correcta es hacerlo en la heladera ya que el frío va a proteger al alimento del desarrollo microbiano.
  • Nunca se debe descongelar la carne a temperatura ambiente y a que esto favorece al desarrollo microbiano.
  • También se puede descongelar en el microondas piezas delgadas y pequeñas de manera que se eviten zonas cocidas frente a otras aún congeladas.

Consejos para dar huesos crudos a tu perro

Si has decidido incluir los huesos crudos carnosos como parte de la dieta de tu peludo o como premio, tendrás que tener en cuenta estas recomendaciones para dar huesos a los perros:

  • Evita siempre los huesos cocidos o cocinados, ofrécele solo los crudos.Ten en cuenta siempre el tamaño tanto del perro como del hueso para asegurarte de que sea difícil que se lo trague entero y se le pueda quedar atascado. Por ejemplo, a un perro grande no le des huesos medianos o pequeños, tan solo bastante grandes o realmente muy pequeños.
  • Nunca le des a tu can huesos cortados o con astillas o puntas.
  • Es preferible que uses huesos carnosos crudos congelados o semicongelados. Así se aprovecharán más nutrientes y el perro tendrá que mordisquear más para obtener el alimento, limpiando más los dientes, comiendo más despacio, deshaciéndose de energía acumulada, etcétera.
  • Los huesos redondos son adecuados, ya que así tendrá que masticar más y será más difícil que se lo trague sin querer.
  • Los huesos pequeños y los planos, como las costillas y los de las alitas y cuellos de pollo o pavo, ya que tienen muy poca carne y pueden tragarse fácilmente además de producir estreñimiento al no tener apenas carne.
  • Evita darle muchos huesos para que no sufra estreñimiento.
  • Puedes dárselos crudos y triturados, mezclándolos con la comida casera.
  • No le des huesos grandes como fémurs y rótulas de animales grandes, como las vacas o bueyes, ya que estos son muy duros y fuertes y podrían dañar o romper los dientes de tu peludo.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Son buenos los huesos crudos para los perros? – conoce la respuesta aquí, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Mascotas.

Un tip que vale la pena conocer

«Sí es posible volver a congelar la carne previamente cocinada en forma intensa«, explica la nutricionista. Esto quiere decir que la temperatura del alimento tiene que estar en 70° en el interior (color marrón en su centro). Este procedimiento reduce drásticamente el número de microorganismos.

  • carne
  • tips
  • cocina
  • gisela carpineta
  • congelar
  • congelados
  • cocinar
  • nutrición
  • alimentación
  • cuánto se puede congelar la carne?
  • por cuánto tiempo puedo congelar la carne?
  • lo que tenes que saber antes de congelar la carne
  • carne congelada
  • refrigeración adecuada de la carne
  • cómo manipular la carne
  • el tratado de la carne
  • carne vacuna
  • no apto para veggies
  • no apto para vegetarianos
  • manipulación de alimentos
  • gastronomía

Entonces ¿Qué es la dieta BARF?

La palabra BARF viene del inglés “Biologically Appropriate Raw Food” lo cual significa “Alimentación cruda biológicamente apropiada”. Básicamente la dieta BARF consiste en alimentar a nuestros perros y gatos siguiendo su dieta evolutiva, es decir, tratando de imitar lo más posible la alimentación que llevarían en la naturaleza.

¿Y cuál es esa? Al ser carnívoros, todo su cuerpo y órgano digestivo ha sido diseñado para digerir y procesar proteína animalcruda.

¿Por qué alimentar a nuestros perros con BARF?

Para entender el por qué, me gustaría contarles cómo evolucionaron los perros.

Los primeros perros surgieron de la domesticación de los lobos que se acercaban a robar los sobrantes de comida de los humanos, cuando sus presas escaseaban. Con el pasar de los años humanos y lobos fueron creando una relación mutuamente beneficiosa, ya que los lobos más amigables obtenían alimento fácil y los humanos se beneficiaban de la habilidad de los lobos para cuidar su territorio.

Así, los humanos fueron cruzando aquellos lobos que tenían características deseables (tanto físicas como conductuales) hasta llegar a los perros que conocemos hoy en día. ¿Por qué te cuento esto? Porque es importante entender que, aunque los cambios de apariencia y de comportamiento (fenotipo) son relativamente fáciles de conseguir en pocos años, el ADN (genotipo) sigue siendo igual al de los lobos. De hecho, los perros comparten el 99,9% de su ADN con ellos.

Por esta razón, al hablar de nutrición debemos recordar que genéticamente los perros siguen siendo lobos. LOS HUMANOS NO PODEMOS MODIFICAR SU ADN PARA CONVERTIRLOS EN HERBÍVOROS U OMNÍVOROS sencillamente porque los perros no poseen ni el metabolismo ni el tracto digestivo de un omnívoro o herbívoro.

Y esta es la razón de mayor peso para cambiar la alimentación de tu perro a la dieta BARF: tu perro es carnívoro y debe comer proteínas animales crudas para lograr un correcto balance de su organismo y funciones. De lo contrario, al alimentarlo con un ultraprocesado como lo es el pienso, estarás perjudicando seriamente su salud (entra aquí para leer sobre los peligros de alimentar a tu mascota con pienso)

Carne o pescado

La carne con su grasa y el pescado forman también una parte importante de la dieta BARF, ya que ambas son proteínas de alto valor biológico, ricas en agua, aminoácidos esenciales y no esenciales, ácidos grasos, vitaminas, enzimas y minerales. Un perro debería comer entre 20 y 30% de carne con su grasa al día.

El pescado, por otro lado, es una rica fuente de ácidos grasos esenciales Omega 3, los cuales son vitales para la salud de tu perro. La dieta BARF recomienda dar pescado (mejor si son azules) dos veces por semana.

Aportar variedad de carnes y pescados es importante para lograr un buen balance de la dieta.

Algunos ejemplos de carne:

  • Mollejas de pollo.
  • Pechuga de pollo.
  • Corazón de ternera.
  • Pavo.
  • Conejo.
  • Ternera.
  • Cerdo.
  • Cordero.
  • Pato.
  • Venado.
  • Caballo.
  • Avestruz.
  • Cabra.
  • Tripa verde.

Algunos ejemplos de pescado:

  • Pescados azules: sardinas, boquerones, atún, salmón, jurel, trucha, bonito.
  • Pescados blancos: lubina, cazón, merluza, mero, bacalao, lenguado, pescadilla.

Las vísceras son otro componente fundamental de la dieta BARF, aunque debemos darlas en una menor proporción –solo un 10% al día– gracias a la cantidad increíble de vitaminas, minerales, enzimas, ácidos grasos esenciales, antioxidantes y agua.

Algunos ejemplos de vísceras son:

  • Hígado (el hígado contiene mucha concentración de vitaminas, por eso se recomienda solo dar un 5% diario y combinarlo con otra víscera).
  • Riñón.
  • Pulmón.
  • Sesos.
  • Páncreas.
  • Testículos.

Frutas y verduras

Los lobos consumen verduras mayormente a través del contenido del estómago de sus presas, además de consumir frutas frescas. Las frutas y verduras deben constituir el 10% de su alimentación pues contienen una buena cantidad de fibra soluble y son ricas en vitaminas, minerales, antioxidantes y ácidos grasos esenciales.

Lo más recomendable es triturar las frutas y verduras con la licuadora o batidora, para facilitar la digestión de estos carbohidratos. Recuerda que al ser carnívoros, los perros no procesan los carbohidratos de la misma manera que un omnívoro, y estos no son esenciales en su dieta.

Algunos ejemplos de frutas que puedes dar a tu perro son:

  • Cambur o Plátano.
  • Manzana.
  • Fresas.
  • Frambuesas.
  • Pera
  • Mandarina
  • Patilla o Sandía
  • Durazno / Melocotón
  • Kiwi
  • Cereza
  • Arándanos
  • Melón
  • Naranja
  • Piña
  • Mango
  • Nectarinas
  • Granada
  • Coco
  • Nísperos
  • Ciruela
  • Calabaza
  • Tomate (NUNCA VERDE)

Algunos ejemplos de verduras/vegetales que puedes dar a tu perro son:

  • Brócoli
  • Calabacin
  • Pimentón (rojo y verde)
  • Zanahoria
  • Espinacas
  • Pepino
  • Lechugas de diferentes tipos
  • Coliflor

Suplementos/Complementos

Existen algunos alimentos y suplementos que podemos incluir en la dieta de nuestros peludos una, dos o tres veces a la semana para aportar un extra de nutrientes, vitaminas, minerales, aminoácidos y ácidos grasos.

  • Huevos crudos (proteína de alto valor biológico rica en aminoácidos esenciales).
  • Yogurt o Kefir (fuente de probióticos).
  • Patas de pollo y Oreja de cerdo (ricas en colágeno).
  • Spirulina (super alimento rico en aminoácidos esenciales).
  • Levadura de Cerveza (complejo vitamínico B).
  • Ajo (antiparasitario).
  • Aceite de Oliva (ácidos grasos).
  • Aceite de coco (antibacterial).
  • Chia (Omega 3).
  • Vinagre de manzana (antiparasitario).
  • Aceite de pescado (Omega 3).
  • Golden paste (anticancerígeno).
  • Hierbas como el romero, tomillo, orégano, perejil, albahaca, cilantro.

¡No olvides el agua!

Los perros que comen BARF beben considerablemente menos agua en comparación con los perros que comen pienso, ya que la comida natural -y en especial cruda- tiene un alto contenido de agua en su composición.

Sin embargo, debemos asegurarnos de tener agua siempre disponible a libre demanda y accesible a nuestros perros, de modo que puedan beber si sienten necesidad de hacerlo. Recuerda que la deshidratación afecta directamente sus funciones renales.

La variedad es importante

❗ Un aspecto súper importante a tomar en cuenta es que debemos aportar una variedad de alimentos para lograr una dieta balanceada. No podemos caer en el error de darle a nuestros perros una única fuente de proteína animal como por ejemplo el pollo, ya que podemos caer en deficiencias nutricionales que perjudicarán igualmente la salud de nuestros perros.

Si te aseguras de brindar diferentes tipos de proteínas animales, pescados, vísceras, frutas y verduras, conseguirás brindarle a tu peludo una dieta balanceada en el tiempo. También es importante asegurarnos de, en la medida de nuestras posibilidades, cuidar la procedencia y calidad de los alimentos que les damos. Pues los nutrientes que aporta un pollo que come granos no es el mismo que aporta un pollo de corral, y eso repercutirá en su salud.

Cómo calcular su ración diaria

La cantidad de alimento que deben comer diariamente se calcula dependiendo de su peso, su nivel de actividad física, su edad y otros factores como: tener un altísimo nivel de actividad física (perros que practican algún deporte como la caza o agility), estar esterilizado, o ser muy nerviosos. Para calcular su ración diaria solo debes seguir la siguiente tabla de cantidades barf para perros:

Solo debes realizar una simple regla de tres para conocer la cantidad de comida diaria, multiplicando su peso por el porcentaje que le corresponda según la tabla. Es importante destacar que en perros adultos se debe utilizar como base para el cálculo el PESO IDEAL. Esto es especialmente importante en perros con obesidad o desnutrición, ya que el cálculo en esos casos se hace tomando como punto de partida su peso ideal, que no es el mismo que el real.

Por ejemplo: Miel pesa 26 kilos (que además se corresponden con su peso ideal según los estándares de su raza y tamaño) y tiene un nivel de actividad físico de medio a alto (pasea mínimo dos horas diarias). En ese caso le correspondería comer un 3% de su peso, sin embargo, para calcular su ración diaria también tomo en cuenta que Miel está esterilizada y que los labradores tienen tendencia a engordar, por lo que le bajo el porcentaje al 2,5% (al principio se trata de conocer a tu perro y de ir ajustando los porcentajes hasta dar con el que le siente mejor). Entonces, hacemos una simple multiplicación:

26 X 0.25 = 6,5 ➡ 650 gramos de comida al día.

Luego, para saber la cantidad de ingredientes diaria solo debes calcular el porcentaje de cada ingrediente multiplicando el peso por el porcentaje de carne, hueso carnoso, víscera o frutas indicado más arriba.

Sin dudas la dieta BARF es la mejor opción para alimentar a tu peludo. Te lo digo por experiencia propia, y por la experiencia que he tenido con los otros perros a los que he ayudado con la transición. Todos están en perfecto estado de salud, felices y son un espectáculo de perro.

Entonces, ¿Te animas? ? Si quieres más información, en el siguiente vídeo te explico todo sobre la dieta BARF y cómo realizar el cálculo de la cantidad que debe comer tu peludo ⬇⬇⬇

Pin
Send
Share
Send
Send