Animales

Los 15 animales más venenosos del mundo

Pin
Send
Share
Send
Send


¿Te has preguntado alguna vez cuales son los 10 animales más venenosos del mundo? En el planeta tierra existen centenares de animales que pueden ser letales para el hombre, aunque en muchas ocasiones se desconoce el potencial o los efectos de su ponzoña.

Recuerda que la para los animales inyectar veneno supone un esfuerzo, una pérdida de energía e incluso un tiempo de recuperación en el que son vulnerables, no atacan porque sí.

Aún tratándose de un mecanismo de defensa el veneno puede afectarte gravemente y conducirte directo a la muerte, por ese motivo te recomendamos que sigas leyendo en ExpertoAnimal sobre este ránking de los 10 animales más venenosos del mundo.

10. Escorpión

En la décima posición encontramos el conocido escorpión. Existen más de 1400 especies distribuidas por todo el mundo y se adaptan perfectamente a diferentes climas y alimentación.

Debido a que son un blanco fácil para búhos, lagartos o serpientes, el escorpión desarrolló varios mecanismos de defensa, aunque el más llamativo es el aguijón. La mayoría no supone un riesgo para los humanos aunque algunos como por ejemplo, los que son pertenecientes a la familia Buthidae, son extremadamente peligrosos.

Inyectan una neurotoxina tan potente que la muerte puede producirse en escasas 5 o 6 horas.

9. Araña Reclusa Parda

En el puesto numero nueve encontramos a la araña reclusa parda como uno de los 10 animales más venenosos.

También conocida como Loxosceles laeta esta araña puede ser mortal según la masa del individuo y si más no, su veneno actúa disolviendo los tejidos de la piel mientras le causa una muerte celular que puede acabar en amputación. El efecto es 10 veces más poderoso que el ácido sulfúrico.

¿Qué puedes hacer si te pica una araña reclusa parda?

    Aplica hielo en la her >

8. Araña Viuda Negra

La famosa araña viuda negra aparece en el puesto numero ocho de la lista. Su nombre se debe al canibalismo, particular de su especie, ya que la hembra se come al macho después del apareo.

Es la araña más peligrosa para el ser humano, especialmente lo son las hembras, y lo indica con marcas rojas que decoran su cuerpo negro. Sus efectos pueden ser graves e incluso mortales si no se acude a un centro médico para recibir el tratamiento adecuado.

7. Mamba Negra

La Mamba Negra es una serpiente conocida por todos, hace su aparición incluso en Kill Bill. Se considera la serpiente más venenosa de África y puede variar el color de su piel entre el verde o el gris metalizado. Es rápida y muy territorial. Antes de atacar emite sonidos de advertencia. Su mordedura inyecta unos 100 miligramos de veneno, siendo ya 15 miligramos letales para cualquier ser humano.

6. Pulpo de Anillos Azules

Sus anillos ya deberían advertirnos de su peligrosidad. El pulpo de anillos azules es el cefalópodo más peligroso de la tierra ya que no existe antídoto alguno para el veneno que porta, suficiente para quitarles la vida a 26 personas. Son muy pequeños pero tienen un veneno poderoso y mortal.

5. Rana Punta de Flecha

La rana punta de flecha también se conoce como rana de dardo dorado. Se trata del anfibio más venenoso del planeta tierra ya que exuda veneno capaz de matar a 1500 personas. Antiguamente los nativos mojaban las puntas de sus flechas con el veneno, lo que las hacía más letales.

4. Serpiente Taipán

Los efectos que produce la serpiente taipán son escandalosos, puede llegar a matar 100 personas adultas así como 250.000 ratones. Su veneno es entre 200 y 400 veces más tóxico que la mayoría de serpientes cascabel.

La acción neurotóxica hace que pueda matar a un humano adulto en apenas 45 minutos, lo que hace primordial acudir a un centro médico cuanto antes.

3. Pez Piedra

El pez piedra es el actinopterigio más venenoso del mundo, el nombre aparece precisamente por el aspecto que ofrece, semejante a una roca. El contacto con las espinas de sus aletas es mortal para el ser humano ya que su veneno es similar al de una cobra. El dolor es muy intenso y angustioso para quien lo padece.

2. Serpiente Marina

La serpiente marina está presente en cualquier mar del planeta tierra siendo su veneno el más nocivo de todas las serpientes. Supera entre 2 y 10 veces el de una cobra y su mordida es letal para cualquier ser humano.

1. Avispa de mar

La avispa de mar o medusa de caja es sin duda el animal más venenoso del planeta. Habita principalmente en el mar cercano a Australia y puede llegar a tener tentáculos de hasta 3 metros de longitud. A medida que envejecen su veneno se vuelve mas letal, siendo capaces de matar a una persona en 3 minutos.

Si deseas leer más artículos parecidos a Los 10 animales más venenosos del mundo, te recomendamos que entres en nuestra sección de Curiosidades del mundo animal.

Algunos animales nos dan un miedo inmerec /> Juan Armando Corbin

Hay muchas personas que experimentan miedos o fobias hacia diferentes animales o insectos, por ejemplo, aracnofobia o fobia a las arañas. En ocasiones, este miedo es producido por el aspecto que tienen algunos de estos ejemplares, como sus grandes dientes o su rara apariencia.

Sin embargo, hay animales a los que deberíamos temer y de los que deberíamos huir lo antes posible, pues su veneno puede ser letal. Animales que aparentemente podrían ser inofensivos, pero que esconden toxinas capaces de producir una muerte agónica.

15. Serpiente marina de pico

Generalmente, cuando pensamos en una serpiente, nos imaginamos los típicos reptiles terrestres como la cobra o la pitón. Sin embargo, también existen serpientes marinas que son capaces de acabar con la vida de los humanos en cuestión de minutos, por ejemplo, la serpiente marina de pico o “Enhydrina schistosa”, que se encuentra en aguas del sudeste asiático.

Puede llegar a medir hasta 1,5m, y se alimenta principalmente de bagre, aunque también puede ingerir peces globo y ocasionalmente de otros peces o especies de calamares. Con tan solo 1.5 miligramos de veneno puede acabar con la vida una persona. Esta especie puede matar a seres humanos con frecuencia al entrar en contacto con las redes de pesca.

14. Viuda negra

La viuda negra es una de las arañas más populares y que gozan de mayor fama por su peligrosidad. Pertenece al género Latrodectus, que contiene 31 especies reconocidas como arañas venenosas, siendo ésta la más mortífera. Estas arañas reciben este nombre porque después del apareamiento se comen al macho. En algunos casos éste consigue escapar.

Las viudas negras suelen ser arañas muy solitarias, caníbales y nocturnas. Sólo muestran interés social cuando se aparean, aunque después matan al macho. Su veneno paraliza el sistema nervioso central y produce dolores musculares intensos. Existe un antídoto llamado Aracmyn que neutraliza el veneno en 15 minutos.

13. Araña de Sidney

La araña de Sidney es una de las más mortíferas del mundo. Posee colmillos grandes y sacos llenos de veneno. Los machos crecen hasta 25 mm de largo mientras que las hembras crecen hasta 35 mm. Son consideradas como unas de las especies más venenosas del planeta, y su picadura provoca hipertermia y fiebre aguda, fuertes dolores musculares y parada cardiorrespiratorias que causa el fallecimiento de la víctima.

12. Araña armadeira

La araña armadeira o araña errante brasileña (o bananera) es una de las más venenosas del mundo. Es una especie arácnida bastante grande. También es muy agresiva, y mientras que la mayoría de las arañas huyen cuando se enfrentan a un depredador, ésta planta cara a sus enemigos. Se encuentra en Sudamérica, concretamente en Brasil, y su picadura es letal, pues causa taquicardia, dolor muscular, náuseas y vómitos, sudoración, visión borrosa… Puede matar en menos de media hora.

11. Caracol de concha marmórea

Pocos pueden pensar que un caracol sea capaz de matar, pero el veneno del caracol de concha marmórea es uno de los más letales. Se encuentra principalmente en el Océano Índico, y una gota de veneno de este caracol puede matar hasta 20 humanos adultos. Suele usar su veneno para atrapar a sus presas y raramente tiene contacto con humanos. El veneno puede causar pérdida de coordinación, dificultad para respirar, insuficiencia cardíaca, visión doble, coma o muerte. no hay antídoto contra su picadura

10. Cobra real

La cobra es una de las serpientes más conocidas, en gran parte por su postura característica cuando se coloca en posición de ataque, y alcanza una gran altura. Es originaria de Asia, concretamente de Tailandia. Es una de las serpientes venenosas más grandes, y su mordedura contiene una gran cantidad de neurotoxinas, y es muy dolorosa. Además, su tamaño hace que estos reptiles puedan morder a una gran distancia.

9. Pez globo

El pez globo puede parecer inofensivo, pero es muy peligroso. Se encuentra en las aguas que rodean Japón, China y Filipinas y México, y contiene una toxina conocida como tetrodotoxina que produce una serie de efectos para las personas: náuseas, dolor de cabeza, problemas de habla y de coordinación, convulsiones, parálisis, arritmia cardíaca e incluso la muerte. El pez globo, a pesar de ser venenoso, también es comestible.

8. Rana punta de flecha

Las ranas son animales que no parece que puedan matar a un ser humano. Algunas de estas ranas, además, tienen colores brillantes, por lo que son realmente exóticas. Pero lejos de esta imagen agradable, también contienen toxinas. Este tipo de ranas habitan en América del Sur y Centroamérica, y el veneno que segregan sus glándulas se llama batrachotoxin, una toxina bloquea las señales nerviosas a los músculos, causando parálisis y muerte.

7. Serpiente de Taipan

Las serpientes son unos de los animales más temidos, porque muchos de estos reptiles son venenosos. Una de las más peligrosas es la serpiente de Taipan, porque sus toxinas son letales. Vive en Australia, y su mordedura puede matar a una persona en menos de 45 minutos. Por suerte, tiene antídoto.

6. Mamba negra

Otra serpiente en esta lista, y la más mortífera. La mamba negra se encuentra en África y suele medir alrededor de dos metros y medio, aunque algunos ejemplares pueden llegar a los cuatro metros. El interior de su boca es negra, por eso recibe este nombre. Es la serpiente más veloz del planeta, y puede alcanzar velocidades de 20 km/h.

5. Pez piedra

El pez piedra es uno de los peces más extraños, y una especie con la que deben ir con cuidado las personas. Se camufla en el fondo del mar y puede confundirse con las rocas. Sus toxinas provocan hinchazón, parálisis y la muerte. Existe antídoto para esta sustancia, pero es necesario actuar rápidamente.

4. Gusano de la muerte

El gusano de la muerte es una oruga llamada lonomia obliqua, que se encuentra en Brasil, aunque puede hallarse en otras zonas del Amazonas. También se han reportado casos en Argentina. Cuando una persona entra en contacto con la oruga, comienza el malestar, similar al de una intoxicación alimentaria, seguido de un fuerte dolor de cabeza. A las 8 horas es posible notar la presencia de moretones, y a los días la persona muere debido a las hemorragias internas.

3. Pulpo de anillos azules

Este animal no tiene un gran tamaño, pues mide igual que una pelota de golf. Pero este diminuto pulpo es muy venenoso, y es prácticamente de las especies más mortíferas que podemos encontrar en el mar. Se encuentran en Australia, Japón, Indonesia, Filipinas y Nueva Guinea. El veneno de este animal puede causar ceguera, náuseas, parálisis e insuficiencia respiratoria, así como la muerte.

2. Avispa de mar

La avispa de mar nada tiene que ver con la avispa terrestre. Es una enorme medusa que puede alcanzar hasta 3 m de largo y pesar 2 kg. Tiene entre 40 y 60 tentáculos llenos de veneno que son capaces de acabar con la vida de los individuos que se crucen en su camino. Habita en las aguas australianas.

1. Rana dardo dorada

El animal más venenoso del mundo es la rana dardo dorada. Tiene un color peculiar y atractivo, pero el mínimo contacto con esta rana puede causar la muerte. De hecho, no hace falta ni que el anfibio esté presente, pues la toxina sigue activa en el exterior. Se han reportado casos de perros muertos después de haber entrado en contacto con alguna superficie en la que la rana se había posado. Puede producir hasta 28 gramos de veneno a través de la piel, capaz de matar a 1500 personas.

Araña reclusa parda

El siguiente en esta lista de top 10 animales más venenosos del mundo también encontramos un arácnido, en este caso, la araña reclusa parda. Esta araña también se distribuye por gran parte del planeta, no obstante, principalmente la encontramos en sudamérica, sobretodo en Argentina y Chile.

Si está dentro de esta lista es porque su picadura puede causar severas reacciones, llegando a causar la muerte de la persona dependiendo de su masa corporal. El caso es que a pesar de que en las primeras horas no cause ningún tipo de dolor, su veneno se va adentrando lentamente, causando lesiones en la piel, necrosando la carne y provocando, en ocasiones, la necesidad de amputación.

Como la mayoría de las arañas, la araña reclusa parda solo pica si se sienten atacadas, por lo que si te encuentras con algún ejemplar lo mejor que puedes hacer es alejarte sin molestarla.

Escorpiones

Los escorpiones son seguramente uno de los animales venenosos más emblemáticos y merecen estar en este ránking de especies más venenosas. No existe un solo escorpión, sino que en todo el planeta podemos encontrar casi 1500 especies distintas, adaptándose a todo tipo de climas y latitudes.

Del mismo modo, no todos los escorpiones son igual de venenosos, hay algunos con venenos más potentes que otros. Algunos tipos de escorpión, de hecho la mayoría, no suponen ningún peligro para los humanos, no obstante, hay algunas especies como las Buthidae, con un veneno tan potente que puede matar a una persona en menos de 6 horas.

Los escorpiones, durante su evolución, han desarrollado un complejo aguijón capaz de sacar veneno cuando lo clavan. Este aguijón les sirve como defensa delante de sus mayores depredadores, las serpientes, los lagartos y los búhos.

Rana punta de flecha dorada

Entre los 5 animales más venenosos del mundo encontramos este pintoresco anfibio que recibe muchos nombres, rana dorada venenosa, rana de dardo venenosa o rana dardo dorada. Su nombre científico ya nos dice mucho sobre sus características: Phyllobates terribilis.

Estos animales viven en la costa del pacífico de Colombia y Panamá, en las húmedas selvas y los bosques cálidos con alta densidad de lluvias. La rana dorada no solo es la rana más venenosa del mundo, es el vertebrado más venenoso del planeta, una sola dosis sería suficiente como para acabar con la vida de 1.500 adultos.

Sus efectos no pasan desapercibidos por los habitantes de esas zonas, las tribu indígenas utilizaban el veneno de estas ranas para untar sus flechas con él y cazar.

Pero no todo es muerte, recientemente estudios científicos han investigado posibles usos médicos del veneno de estas ranas y el resultado ha sido que es posible crear un potente analgésico aislando algunos de los efectos que producen estas toxinas.

Serpiente marina de Belcher

La serpiente marina de Belcher es otro de los animales más venenosos que merecían estar en esta lista. No solo es la serpiente marina más venenosa, si no que también lo es si tenemos en cuenta las terrestres. Su veneno es tan potente que supera en más de 100 veces el veneno más potente de cualquier serpiente terrestre. Pero tranquilo, a pesar que unos pocos miligramos de su veneno podrían matar a centenares de personas adultas, la realidad es que esta serpiente muerde poco, y cuando lo hace no acostumbra a soltar todo el veneno. Es por eso que únicamente 1/4 de las personas atacadas por estas serpientes se van a envenenar.

Eso sí, después del envenenamiento, si no se administra su antídoto, a partir de los 20 minutos y hasta 8 horas después de la picadura, la persona empezará a sentir mareos, debilidad, convulsiones y provocará la muerte. Los ancestros de estas serpientes son las terrestres australianas y, se parecen muchas a cualquier serpiente de tierra, solo que tiene pequeñas adaptaciones al medio marino, donde puede pasar hasta 8 horas sin salir a la superficie.

Su tamaño puede ir del medio metro hasta los tres metros de algunos individuos. SU alimentación se basa en marisco y peces y su hábitat es el de aguas cálidas o mares tropicales, es por eso que únicamente se encuentra en Oceanía y en el sudeste de Asia.

Animal más venenoso del mundo: medusa de caja

Y finalmente llegamos al primer puesto del animal más venenoso del mundo. Como otros de este top 10 también es marino, pero aunque pueda sorprender a muchos es una medusa. La medusa avispa o medusa de caja es tan letal que, cuando se alerta su presencia en zonas cercanas a la costa se prohíbe terminantemente el baño. Su hábitat natural es Australia y sus costas.

Su aspecto puede parecer pequeño, unos 25 centímetros, no obstante, con los tentáculos abiertos pueden llegar a medir hasta 3 metros de largo, con un peso que puede superar los 2 kg. Pero lo que realmente destaca de este animal es su poderoso veneno y su letal picadura.

No necesitan una gran cantidad, apenas 1,4 miligramos son capaces de matar a un adulto, puesto que este veneno es capaz de atacar a todo el sistema nervioso de la víctima, paralizándola en medio de un terrible dolor y colapsando el corazón, sistema nervioso y circulatorio. Si se quiere sobrevivir es necesario recibir atención médica inmediata, no obstante, dado que las picaduras se dan en el mar, muchas veces la persona muere antes de llegar a la orilla.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cuáles son los animales más venenosos del mundo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Curiosidades de los animales.

Una gota de veneno de algunas serpientes puede matar hasta cien personas y es suficiente tocar una determinada rana para perder la v >

Una gota de veneno de algunos tipos de serpiente puede matar hasta cien personas y es suficiente tocar una determinada especie de rana para perder la vida. Los animales venenosos son aquellos que utilizan sustancias con efectos nocivos temporales o permanentes, hasta letales, a través de un mecanismo químico. Sin embargo, el hecho de que muchos animales posean un veneno mortal no significa que sean agresivos ni peligrosos para los seres humanos.

Las sustancias químicas tóxicas cambian drásticamente de un animal a otro, así como varía la respuesta del sujeto envenenado. Existe una prueba que mide el grado de venenosidad de un animal, la DL50 (Dosis Letal 50), que mide cuanto veneno del animal estudiado es necesario para reducir a la mitad la población de ratas de laboratorio en 24 horas. Obviamente, un humano reacciona de manera diferente a la de un conejillo de indias y a menudo la cantidad de veneno emitida por el animal resulta más determinante que la toxicidad del mismo. Por lo tanto, no es posible establecer una clasificación real, porque los factores a tener en cuenta y las variables son demasiados.

Serpientes, la imagen del peligro

En el imaginario popular, el estereotipo de animal venenoso es la serpiente. La composición de los diferentes venenos puede causar una gran variedad de síntomas y en realidad sólo alrededor del 15% de las serpientes posee un veneno peligroso para los seres humanos.

Serpiente Boomslang | Getty

En Australia se pueden encontrar al menos dieciocho especies peligrosas para los seres humanos y es también el hogar de la serpiente con el veneno más letal de todos: el taipán del interior (Oxyuranus microlepidotus), que puede alcanzar una longitud de tres metros. Su veneno es cincuenta veces más potente que el de una cobra común y la cantidad presente en una sola mordedura es suficiente para matar a cerca de cien personas. A pesar de la potencia de su veneno, sólo atacan cuando se ven amenazadas, ya que son un poco tímidas.

El boomslang (Dispholidus typus) es la serpiente más venenosa de África. Es un animal reservado que por lo general no tiende a atacar a los humanos. Posee un veneno que contiene un anticoagulante que causa hemorragias imparables. Sin embargo, la cantidad de sustancia tóxica introducida por la mordedura en este caso es mínima.

También se merece una mención entre las serpientes la cobra escupidora de cuello negro (Naja nigricollis), más única que rara entre las serpientes venenosas, ya que tiene la capacidad de escupir su veneno desde la distancia, con un rayo de acción de aproximadamente un metro y medio. Viven en el África central y meridional.

Asesinas de ocho patas

En Australia también encontramos a la araña de espalda roja (Latrodectus hasseltii). Su veneno se compone de neurotoxinas capaces de causar graves daños al cuerpo humano, hasta conducir a la muerte si no se interviene con un antídoto. Las picaduras mortales son infligidas solamente por los ejemplares hembra, que son más grandes y sobreviven cuatro veces más que los machos.

Araña de espalda roja | Getty

Según el libro Guinness de los Récords, sin embargo, es la araña bananera (Phoneutria) de Brasil, Venezuela, Perú y Costa Rica, el arácnido más venenoso del mundo. Una gota de su veneno es suficiente para matar a una persona. Lo que la convierte en una amenaza real para los seres humanos, es el hecho de que le gusta esconderse dentro de las casas, en las automóviles e incluso en los zapatos. Su picadura produce una parálisis cardiorrespiratoria y en los hombres provoca una erección prolongada y dolorosa, por lo que también se conoce como araña viagra.

Ranas y escorpiones amarillos y letales

En el Centro y Sudamérica vive también la rana dardo o rana dorada (Phyllobates terribilis). Este tipo de anfibio puede ser de diferentes tonos brillantes: amarillo, azul, verde y rojo. No inyecta veneno con la boca, sino a través de la piel: simplemente tocándola puede causar la muerte por insuficiencia respiratoria, o fibrilación cardíaca. Esta rana de sólo 2,5 cm lanza pequeños dardos envenenados que pueden llegar a matar a unas diez personas a la vez. La batracotoxina presente en el anfibio es la sustancia animal más venenosa del mundo y algunos nativos la utilizan para la caza, cubriendo las flechas con este elemento tóxico.

La rana dorada, el atractivo y letal anfibio | Getty

El escorpión amarillo o escorpión amarillo palestino (Leiurus quinquestriatus) es muy agresivo y se encuentra principalmente en el Norte de África y Oriente Medio. Cada año es la causa de más del 75% de las muertes relacionadas con la picadura de escorpión, especialmente entre los niños que mueren casi de inmediato por asfixia. El Deathstalker, como se le llama en los países anglosajones, posee una neurotoxina capaz de dañar los sistemas cardiovascular y respiratorio.

Veneno bajo del mar

Al bajar a las profundidades marinas encontramos muchos ejemplos de animales muy venenosos. Uno de los más letales de todos es la así llamada avispa de mar (Chironex fleckeri). Este tipo de medusa vive en los océanos tropicales y subtropicales y ha causado la muerte de más de 5.000 personas desde 1954. Su veneno afecta irremediablemente el corazón, la piel y el sistema nervioso, llegando a poder perjudicar incluso a un grupo numeroso de nadadores en unos pocos minutos. Pese a que exista un antídoto, algunas de las personas que entran en contacto con su veneno no sobreviven.

Esta letal medusa, conocida como avispa de mar, puede matar con su roce | Getty

La única sustancia conocida capaz de desactivar progresivamente las sustancias tóxicas contenidas en el veneno de las medusas es el vinagre. Por ello en las costas australianas se pueden encontrar botellines de vinagre para intervenir inmediatamente en caso de contacto.

El pez globo (Tetraodontidae), conocido también por ser considerado un plato de rey en Japón y Corea, contiene tetrodotoxina, una neurotoxina que afecta al sistema respiratorio, provocando una muerte casi instantánea. La preparación de su carne requiere una habilidad dominada por muy pocos cocineros y comerlo, para los japoneses, es un gran acto de valor.

El pulpo de anillos azules (Hapalochlaena lunulata) vive en el Océano Pacífico y puede matar con su veneno a más de 25 personas en unos pocos minutos. El animal mide sólo cinco centímetros y sus tentáculos pueden llegar a siete. La toxina que emite es la misma que la del pez globo, pero en cantidades mucho más altas.

Pulpo de aros azules | Getty

El pez piedra (Synanceia verrugosa) está muy extendido en las aguas saladas del océano Pacífico y del Mar Rojo. Se apoya mimetizado en el fondo del mar, a unos treinta metros de profundidad, esperando a su presa, y a la que ataca con catorce espinas puestas en su lomo. Puede alcanzar una longitud máxima de 40 centímetros y su veneno es lechoso. Si no se trata inmediatamente, la picadura es mortal.

Escolopendras

La agresiva escolopendra china de cabeza roja (Scolopendra subspinipes mutilans) tiene un cuerpo acorazado, aplanado y alargado que puede llegar a tener 300 patas. Es terriblemente rápida y agresiva, y normalmente ataca a toda criatura viviente que se encuentra en su camino. Pero lo más terrible de este insecto es su capacidad para inocular la potente «toxina espeluznante Ssm», que para el corazón de grillos, gusanos, caracoles, sapos, pequeñas lagartijas y serpientes o incluso ratas, ratones y murciélagos, ya que tiene la capacidad de matar animales hasta 15 veces más grandes que ella.

Con un veneno capaz de matar a 60 personas, la avispa de mar o medusa de caja (C. fleckeri) que habita en las costas de Australia mata al menos a una persona todos los años. Los síntomas después de la picaudra de esta llamativa y mortal medusa incluyen vómitos, náuseas, diarrea, escalofríos, sudores y dolor generalizado.

El monstruo de Gila (Heloderma suspectum), que vive en el suroeste de EE.UU. y el noroeste de México, es el lagarto más tóxico del mundo. Su veneno inyectado por vía intravenosa en ratones tiene la misma toxicidad que la cobra escupidora de Sumatra. De hecho, la dosis media de su veneno es capaz de matar al 50% de los animales de laboratorio. Sin embargo, no inyecta el veneno, sino que lo filtra en la herida al morder a la víctima. Son pocas las personas que han muerto por su mordedura, ya que es poco el veneno que pasa por la herida.

Dragón de Komodo - Efe

En cuanto a lagartos venenosos grandes, el dragón de Komodo (Varanus komodoensis) es el mayor de su especie. En 2009 se descubrió que tiene dos glándulas en la mandíbula inferior que segregan un veneno compuesto por varias proteínas tóxicas. De media, mide unos 2,59 metros y pesan entre 80 y 90 kilos.

Serpientes

Con un solo ataque, el taipán de interior (Oxyuranus microlepidotus) es capaz de inocular tanto veneno como para matar a 50 personas adultas en cuestión de 45 minutos por su acción neurotóxica. Con residencia en Queensland, Nueva Gales del Sur y Australia del Sur, se trata de la serpiente terrestre más venenosa del mundo.

Serpiente Dubois - Rick Stuart-Smith, www.reeflifesurvey.com

En el plano acuático, sin embargo, la reina tóxica es la serpiente Dubois (Aipysurus duboisii), que suele habitar las aguas poco profundas de los arrecifes coralinos de Papúa Nueva Guinea, Nueva Caledonia y las zonas costeras de Australia.

En Papúa Nueva Guinea vive una de las pocas aves venenosas conocidas: el pitohuí con capucha (Pitohui dichrous). Aunque se conoce desde antes, fue en 1990 cuando los científicos descubrieron que tanto su piel como sus plumas contienen la neurotoxina llamada homobatracotoxina, lo que provoca dolor solo con tocarla. Este pájaro adquiere el veneno de su dieta, principalmente del mismo escarabajo que también vuelve tóxicas a las ranas de Colombia.

Existen varias subespecies, pero se relaciona el colorido con la peligrosidad: a mayor colorido, más veneno. Las tribus locales le conocen como «pájaro basura», porque no pueden comerlo.

El Synanceia horrida, una especie de pez piedra que vive en las aguas tropicales del ïndico y del Pacífico es el pex que posee las glándulas venenosas más grandes: solo 25 microgramos de su veneno puede matar a un adulto de 70 kilos.

Pez globo - ABC

Pero también hay peces que son tóxicos si se ingieren, como el pez globo (Torpedo nobiliano), que vive en el mar Rojo, Índico y Pacífico. Sus ovarios, huevos, sangre, hígado intestinos y piel contienen tetrodotoxina, un potente neurotóxico que bloquea los músculos del diafragma, produciendo finalmente una insuficiencia respiratoria. No obstante, al ser ingerido, sus efectos tardan un tiempo en manifestarse.

Con una neurotóxica letal al cabo de unos pocos minutos, los pulpo de anillos azules Hapalochlaena maculosa y H. lunulata son los moluscos más venenosos. Estos animales, que viven frente a las costas de Australia y en algunas zonas del sureste asiático, tienen en cada uno tanto veneno como para paralizar a diez personas adultas.

Pin
Send
Share
Send
Send